domingo, 29 de enero de 2012

Alcohol y Sexo...

Algunas noches son mas locas de lo normal, pues hace poco fui con mis amigas a la disco.
Una disco muy popular de barcelona. Bailando, bailando bebi mas de la cuenta, y a un tio se le fue la olla y llamo a la ambulancia.
Mi sorpresa fue cuando entro en el box, y le ví...




No parecia el tipico medico, era alto delgado con ese acento argentino que nos pone a cien.
Nada mas entrar me puso super cachonda, solo con su mirada, sus gestos, no era culpa suya, sino mia, le deseaba....
Empezo a diagnosticarme, cuando me tocó con sus manos frias, me erizo la piel. Él contesto lo siento estoy frio.
Que bruta fue mi contestación ahora que lo pienso un poco de verguenza siento, pero el alcohol nos nuba la coherencia.... o eso pensaba yo.
Mi contestación fue: Tranquilo que yo te caliento.
Soltaste una risotada muy silenciosa, casi inexistente. Su sonrisa entre lineas me hizo desvanecer, no levantaste la vista del las hojas que escribias.
Cuando las soltaste, me tumbaste en la camilla, mmm me daba todo vueltas todo de placer, (o era el alcohol) de todas formas tenia la sensacion que iba a ser una gran noche.




Comenzo por el vientre, yo le dije me duele ahi por donde la boca del estomago... subio lentamente sus manos delicadas hasta llegar a las costillas.
Mas arriba conteste, el pecho doctor me duele mucho, casi no puedo ni respirar. Él asustado, subio las manos al pecho izquierdo y luego al derecho, no antes mirar la boca. Con tonto traqueteo, solte un gemido de placer, que verguenza, (y mira que de eso no tengo), me habia corrido. Se dio cuenta, ruborizado dio un paso atras. Sin saber que decir, me contesto que tendria que pasar la noche en el hospital, mas asi le dije que si la pasaba conmigo me quedaba todas las noches que hicieran falta. Otra vez esa medio sonrisa que le iluminaba la cara.





A las pocas horas, regreso a ver como estaba. Cerro la puerta y se sento en un lado de la camilla de la habitación del hospital. A mi la borrachera ya se me habia pasado. Estuvimos un buen rato hablando. Me confeso que se habia muerto de la verguenza, que nunca le habia pasado aquello con ninguna paciente. Sus parabras "SOLTERO" hicieron que en mi rostro produgera una sonrisa, él lo noto. Me pregunto si después de salir de allí, a pocas hora, algun dia podriamos tomar un cafe. Mi frase fue sencilla, tomemoslo ahora aprovechemos el tiempo. Era ahora o nunca. Me lance a la piscina, cai en sus brazos, y le bese apasionadamente como si el mundo se parará. Para mí se paro. Nos besamos, su pene crecia por momentos. Me chupo todo mi sexo chorreante, mmm que sensación, me corrí varias veces antes de que me penetrará con su enorme sexo. FOLLAME, FOLLAME, le repetia mientras me sujetaba las manos contra la pared de aquella habitación fria, Así hasta que me llenaste la boca con tus jugos apetitosos. mmmm que noche.





Quedamos para despues mientras me dabas el alta. Mientras salia por la puerta, me sorprendi.....
Estaba allí el otro.... MI COMPAÑERO, MI DULCE COMPAÑERO. Como era posible si el destino nos habia separado, de repente. Te habian trasladado tan lejos que nosabia nada de tí. Charlamos. Estabas acompañando a tu madre. Que momento, si no hubiera sido por el destino, ahora a lo mejor estariamos juntos, pero te fuiste sin más...




¿¿¿Y ahora que hago???
¿¿¿Quedo contigo y dejo a mi medico que se ha entregado por completo a mi????¿¿¿O de lo contrario me voy contigo Compañero???

A ver que hago....

3 comentarios:

  1. Ninguna de las dos cosas...vente conmigo...

    besos

    ResponderEliminar
  2. gracias corazon, si no fuera por el apoyo moral de todos vosotros no me lanzaria nunca.
    muchos besos dulces donde quieras...

    ResponderEliminar